Mujer riendo naturaleza lia estetica

Hoy os escribo para hablaros acerca de una firma de cuidado de la piel llamada Biologique Recherche. Hasta el momento, a pesar de que lleva varios años en funcionamiento, yo no tenía conocimiento de nada relacionado con la misma. Por ello, si queréis saber cómo me ha ido, qué aspecto tiene ahora mi piel y demás recomendaciones, hoy os dejo un post sobre el tratamiento del acné al que me he estado sometiendo en los tres últimos meses.

Soy una persona muy reacia a cualquier tipo de tratamiento o uso de aparatología de cabina, por lo que no suelo hacerme tratamientos invasivos o agresivos. ¿Por qué me decidí entonces con Biologique? Pues bien, una amiga que presentaba muchísimas manchas en la piel, comenzó a tratarse acudiendo a un centro especializado, que trabaja en exclusiva con esta marca, y acudía al centro cada 15 días. Ella me comentaba que la filosofía de la marca era totalmente diferente a lo que acostumbramos a ver en cualquier centro de estética, o marketing publicitario actual. Al principio, escuchaba sin prestar más entusiasmo del necesario, pero evidentemente, cuando comencé a ver cómo las manchas se atenuaban, el tono se unificaba y su piel resplandecía, decidí acercarme a hacer la prueba.

Así que como Biologique tiene la sede en la misma ciudad en la que vivo (La Coruña), busqué en su web y aprovechando que tenían un buscador de centros recomendados, me puse en contacto con ellos para que me redirigiesen a uno en concreto. Me recomendaron LyA Estética, que está en el centro de la ciudad. Nada más llegar, el trato del personal fue impecable, fueron súper amables y apenas esperé unos minutos para ser atendida.

En cuanto entramos a la cabina, la esteticista que se hizo cargo de mi tratamiento, me explicó breve pero detalladamente, cuáles eran las bases de Biologique, y desde el primer momento, comprendí que mi amiga tenía razón cuando me decía que no era la misma metodología a la que estamos acostumbrados.

En primer lugar, todo tiene un punto de vista médico-estético. Biologique Recherche no invierte sus fondos en publicidad ni marketing, sino que todo se destina a la investigación y el desarrollo del producto. Los productos que integra la marca son muy variados, y contienen una alta concentración de principios activos de primera calidad.

Algo que me pareció muy curioso, fue que debido a que estas materias primas a veces provienen de lugares remotos, están condicionadas por la climatología del lugar, por lo que si por ejemplo, necesitan recolectar una flor, pero es época de monzón, se puede producir una caída del stock y no disponen de ese producto. Me pareció realmente fascinante, ya que no conocía ninguna marca que directamente te diga “no tenemos este producto, porque no disponemos de esta materia prima”. A algunos, como yo misma al principio, nos puede generar rechazo porque pensaremos… entonces, ¿podría quedarme sin mi producto de vez en cuando? Ahí es cuando descubres algo mucho más valioso: no existen líneas específicas, o más bien “tratamientos cerrados” sino que todo es personalizable. Si leéis su web, tienen tanta variedad, que que da la sensación de que todo vale para todo, y no sabrías ni cuál escoger; pero tienen su pequeño matiz, un activo que el otro no tiene, una acción sobre el poro que el anterior no poseía… Por lo que siempre hay soluciones alternativas.

Yo acudí con un motivo claro, llevaba más de un año con una serie de microquistes en la frente que, aunque no eran muy llamativos, yo podía verlos y sentir la incomodidad a diario. Debo decir que si lo que esperas es llegar al centro habiendo solicitado una limpieza de cutis, y lo que quieres es que te extraigan una a una tus impurezas, te apliquen vapor, ozono… u otras técnicas NO ACUDAS AL CENTRO. Su metodología es totalmente contraria a esas prácticas.

Dos mujeres riendo piel cuidada lia estetica

Pues bien, tras informarme sobre el método Biologique Recherche, me hicieron un diagnóstico de piel. Decidme, ¿cuántas veces habremos ido a un centro, nos habrán tirado en la camilla y nos habrán aplicado infinidad de productos, sin habernos preguntado prácticamente nada? Está claro que el profesional debe hacer un estudio minucioso de la salud de nuestra la piel, de nuestros hábitos alimentarios, de nuestras alergias y, sobre todo, saber qué problema (si es que tenemos alguna afección), presenta nuestra piel.

En mi caso, nos dimos cuenta de que, por motivos diversos, estrés, hormonales e incluso alimenticios, mi piel estaba completamente intoxicada y necesitábamos oxigenarla, para conseguir que, por ella misma, fuese capaz de eliminar todos esos residuos acumulados, y realizar sus funciones con corrección.

Ese fue el tratamiento que yo me realicé, una oxigenación, en este caso, y repito, en mi caso, porque fue mi diagnóstico, con la línea VIPO2. Primeramente, me realizaron un masaje de bienvenida con la Leche VIPO2. Si consigo recordar profesionalmente sus propiedades, esta leche está indicada para ayudar a la piel a respirar y renovarse; ¿cómo lo hace? Posee un complejo oxigenante que ayuda a las moléculas de oxígeno existentes en nuestras células, a concentrarse en la superficie y así favorecer la microcirculación; como consecuencia, la piel se unifica y por lo tanto también se aclara su tonalidad.

A continuación, me aplicaron la loción P50. Este producto, se utiliza para regular el pH de la piel. Su nombre, P50 (P de Peeling y 50, el número de días que equivalen a dos ciclos epidérmicos de 25 días cada uno, que es lo que tarda la piel en readaptar su pH).

Es una loción exfoliante, pero no el tipo de exfoliante granuloso que a todos nos viene a la cabeza. Es un líquido, con un olor particular a vinagre (un poco más adelante hablaremos de los olores de Biologique), que realiza una exfoliación respetuosa y progresiva de las capas superficiales de la epidermis. Como me explicaron, sobre todo al principio, cuando la piel entra en contacto con Biologique, y se habitúa a sus activos, debemos ser constantes a la hora de aplicarnos la leche y el P50 de día y de noche, como deberes para casa. Estos dos productos contienen la mayor parte de todos los activos con los que se trabaja en esta marca, a bajas concentraciones. Si lo pensamos, es como cuando nos vacunamos, exponemos al cuerpo a una sustancia extraña para que el cuerpo la reconozca, y sepa cómo actuar ante ella.

Cuando te aplican esta loción, te advierten desde un primer momento que actúa como si fuese un pequeño revelador de todo lo que nuestra piel necesita o ha sufrido, por lo que si la piel se enrojece, incluso hasta llegar a parecer literalmente un pimiento (como fue mi caso), es que en realidad nos está dando la mejor de las pistas para reconocer que ahí existe un problema: deshidratación, una quemadura solar antigua…

A mi el olor no me desagradó, ya que el vinagre me gusta, pero debéis saber que en general, Biologique no se caracteriza por tener una gama de productos que huelan al típico cosmético perfumado, sino que huelen a sus propios principios activos. No se le añaden fragancias para no alterar su composición, ni provocar efectos no deseados en la piel.

El siguiente producto que me aplicaron, fue la mascarilla Vivant combinada con bicarbonato sódico. Con este paso me realizaron una desincrustación, esto es, una limpieza profunda de mi piel. Repito, NO HUBO EXTRACCIÓN del acné. Reconozco que como estamos tan acostumbradas a este paso, tenía miedo de no ver un resultado final claro. Dejaron actuar la mascarilla unos 5 minutos. Durante la exposición, la mascarilla era un poco pastosa y a mi particularmente, me olía a cerveza (su fórmula está enriquecida con levadura de cerveza).

Para completar la oxigenación que estaban llevando a cabo, me aplicaron el Booster VIPO2. Cuando entra en contacto con la piel, el sonido es como el del peta zeta que tomábamos de niñas. No duele, no molesta, ese crepitar en realidad no se siente en la piel, es únicamente sonoro. Este producto es muy potente, para entendernos, digamos que es el verdadero impulsor del proceso de oxigenación. Al cabo de unos segundos, la cara me ardía (evidentemente fui avisada de que esto podría ocurrir), sobre todo donde tenía el acné, y se me enrojecía a niveles estratosféricos, pero, así como llegó, se fue prácticamente al momento. Analizándolo, quizá fue lo único que me resultó un poco más incómodo de todo el proceso.

Lo que notas, es que tu piel se siente muy liberada, como si la hubieses dejado expuesta, y pudieses sentirlo todo más intensamente. Y así fue, porque me aplicaron un suero que nada más depositarlo, se absorbió, dejándome en la cara una sensación de confort inmediato.

La esteticista me preguntó qué tipo de cremas me gustaban, qué sensación prefería a la hora de salir a la calle, cómo sentía la piel a lo largo del día… Yo soy muy aficionada a las texturas que me dejan la piel lisa, y que parece que no lleve nada encima, pero que a la vez me protejan, es decir, algo a veces complicado. En mi caso, me aplicaron 2 fluidos superpuestos: Primero Fluide Vip O2, y a continuación, Fluide Rénovateur 14. El efecto fue espectacular, no me pudo gustar más, notaba la piel totalmente protegida, hidratada y si digo que me brillaba no estaría en lo cierto, ya que cuando decimos brillar, nos imaginamos una cara que precisamente hace ese efecto por las secreciones de la piel; la palabra sin duda era LUMINOSA, Pero no se veía grasa, que es algo que a los que tenemos acné nos molesta mucho. Si alguna vez habéis escuchado a alguien hablar de las “Pieles Biologique”, dicen que una de sus principales características, es que desprenden una increíble luminosidad, que evidencia el perfecto estado de salud de la piel, y así es como yo la tenía.

Y con los fluidos, se puso fin al tratamiento oxigenante para tratar mi acné. Al fin y al cabo, estaba deseando agarrar el espejo y verme, y cuando la esteticista me lo acercó, yo no daba crédito. Lo primero que miré fue la frente, sin lugar a duda, el estado de los microquistes y del acné era otro. Había una disminución considerable del número de ellos, y los que quedaban, tenían otro aspecto: no estaban más encapsulados, los habíamos suavizado. La piel estaba totalmente uniforme, el tono era distinto, el poro, el contorno de la cara… todo. La nota fue más que un sobresaliente.

Lo importante con Biologique, es ser constante. Seguir tu rutina pautada en casa. Yo me llevé la leche VIP O2, la loción  P50, el sèrum Oligo-protéines Marines, y la crema VIPO2. Mi rutina fue creada especialmente para ayudar a oxigenar mi piel, que como soy muy morena, siempre se ve más apagada que otras.

aplicar crema de manos lia estetica acné

Una vez transcurridos los dos meses (dos ciclos epidérmicos), y tras haber sido rigurosa y constante con mi tratamiento de cuidado diario, el cambio que se produjo en mi acné fue algo excepcional, por lo que necesitaba compartir esta fantástica experiencia, y por ello decidí escribir este post, también en agradecimiento a los cuidados que con tanto mimo me han proporcionado las profesionales del centro al que acudo habitualmente, y que sin duda recomiendo con los ojos cerrados.

Tres meses después de haber comenzado el tratamiento, no hay rastro de los microquistes, no tengo ni un solo signo de acné en la piel. El color, a pesar de que estamos en invierno, no se ve enfermizo, tengo la piel radiante. Todo ha sido de diez.  Quizá el inconveniente, puede ser al principio el precio del producto, no son baratos ni los tratamientos ni el mantenimiento; pero ves la implicación del personal, te hacen un seguimiento constante, personalizan y aciertan con los productos, y aunque el resultado no es inmediato en un solo día, en muy poco  tiempo notas como todo es diferente, y la piel se siente y se ve sana.

No sé si con este post os quedan dudas acerca de Biologique Recherche, pero si necesitáis más información, podéis llamar directamente a LyA Estética. Las profesionales que trabajan allí, resuelven cualquier tipo de duda que tengas, a nivel composición, piel, reacciones… Como habréis comprobado, el diagnóstico previo es fundamental, por lo que no es conveniente comprar por internet, porque para dar en la diana y garantizar los máximos resultados, el profesional debe realizar un análisis en profundidad, y para ello es necesario ver la piel de cerca, tocarla, y a continuación realizar un cuestionario. Todo ello nos dará las pautas esenciales para obtener el mejor cuidado. Para adquirir sus productos, uno debe acudir a los centros. Esto me parece algo muy importante y serio. No somos médicos, no somos esteticistas y estamos acostumbrados a echarnos un montón de cosméticos sin saber qué contienen, cómo afectarán a nuestra piel y a nuestro sistema interno, por lo que encontrar una firma que se comprometa, que siga tu tratamiento, es un lujo.

Si tenéis la oportunidad de ir a un centro Biologique Recherche Especializado, y realizaros aunque solo sea una oxigenación (a mi me ha quedado claro que es más importante incluso que cualquier “problema estético” como arrugas o flaccidez; primero necesitamos acondicionar), le estaréis dando vida a vuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.